Un chapuzón con Diabla: Las Boas Ibiza

Desde las icónicas fotografías de Slim Aarons hasta los espectáculos acuáticos de las películas de Esther Williams, la sirena de Hollywood, pasando por las obras más representativas de David Hockney. Las piscinas, festivas y magnéticas, han sido una prolífica fuente de inspiración en el mundo del arte y el diseño.

Infinitas, arquitectónicas, naturales, termales o lúdicas, de día o de noche… todas las piscinas tienen un algo inexplicable que Diabla, (como ya sabéis somos la marca más casual de Gandia Blasco Group) reinterpreta en sus colecciones y convierte en toda una experiencia creativa y con chispa.

Las Boas Ibiza del arquitecto Jean Nouvel

En el caso de Las Boas Ibiza, un espacio único que lleva la firma del prestigioso arquitecto Jean Nouvel en colaboración con Ribas&Ribas, el agua trama un recorrido fresco y vital entre los edificios “brindando el placer de reflejarnos en la alegría de una isla sin igual”, como relata su propio autor. Los perfiles de esta piscina-lago, una de las mayores de uso residencial en Europa, contribuyen asimismo a reforzar la metáfora de cala ibicenca que sugiere el singular concepto arquitectónico.

En Las Boas Ibiza, desvelamos las claves de nuestros diseños, muebles y accesorios de exterior para disfrutar de los oasis más relajantes y paradisiacos. Toques de ingenio que nos hacen sumergir en el universo del bienestar y son capaces de conectarnos tanto con el entorno como con nuestros sentidos.

Tumbonas 356 en Las Boas Ibiza

La colección 356, creatividad a la altura del colorido y lujoso complejo residencial Las Boas Ibiza, un proyecto de Jean Nouvel

El carácter divertido y espontáneo de 356, con sus líneas orgánicas, remite al movimiento ondulante de la estructura concebida por Nouvel, imaginada para mezclar la tradición y la modernidad de la isla, así como su vitalidad y naturalidad. De hecho, los apartamentos de Las Boas se encuentran en una ubicación privilegiada que permite disfrutar de unas impresionantes vistas de Dalt Vila, patrimonio mundial de la UNESCO.

Butacas 356 en Las Boas Ibiza

No es extraño que uno de los diseños Diabla que más se ven junto a las piscinas sea el de la serie 356. Las piezas de esta colección, producidas con polietileno 100% reciclable mediante moldeo rotacional resultan de lo más ligeras y versátiles, ya que pueden mojarse sin hundirse. De fácil limpieza y mantenimiento, los muebles 356, de José A. Gandía-Blasco Canales y Pablo Gironés, evocan los primeros modelos del Porsche 356 de los años cincuenta y son especialmente cómodos y resistentes. Además pueden desplazarse sin complicaciones, algo muy importante en entornos colectivos en los que es necesario reconfigurar ambientes con frecuencia.

Despojadas de cualquier elemento superfluo, tumbonas y butacas 356 generan un fuerte impacto visual a base de líneas aerodinámicas a todo color o incluso en blanco, el tono de alma ibicenca elegido para el proyecto de exteriores de Las Boas. Gracias a su disposición alrededor de los bordes irregulares de las zonas de agua sirven de sutil transición entre elementos e invitan a tumbarse al sol mojando los pies. Además, su monocromía en blanco aporta luminosidad durante el día y, al caer la noche, refleja las proyecciones de luces de colores que iluminan el lago artificial.

 Tumbona y butaca 356

Diseño Diabla y arquitectura del gran Jean Nouvel. Curva a curva, la ergonomía, estética y funcionalidad de 356 crean una fórmula distinta que logra encajar con el estilo libre y vanguardista de Nouvel, admirado en todo el mundo por conjugar arte, estética y arquitectura en cada una de sus obras.