El jardín de las delicias

¿En qué es infalible Diabla sino en disparar la imaginación? Hoy nos permitimos tomar prestado el nombre con el que se conoce una de las obras de arte más fascinantes y enigmáticas para fantasear con los diseños de nuestro catálogo poblando un edén de sueños dedicado a los pequeños placeres.

Colarse en un vergel privado

Algo tienen los jardines secretos que hacen que no podamos reprimir el deseo de colarnos en esos que seguramente sean los lugares favoritos de unos pocos privilegiados. Curiosos por naturaleza, en Diabla hemos podido espiar algunos de estos tesoros al aire libre para luego, con la colaboración de talentosos diseñadores, transformar toda esa inspiración en ingeniosos diseños.

Ejemplo de ello es PLOID, una colección firmada por Romero & Vallejo que trata de abrazar el carácter hedonista y multifuncional de los espacios exteriores. PLOID está formada por tan solo tres elementos modulares con los que configurar múltiples tipos de asientos y construir oasis a medida. Así, podemos disfrutar de nuestro refugio desde composiciones básicas como una butaca o un sofá, o desde otras menos frecuentes, como un diván, un love seat o un gran asiento a modo de cama chill out.

Abandonarse a la contemplación

Jardín con D12 y Valentina

Si tenemos un jardín y un poco de tiempo para disfrutarlo, el resto está de más. Siguiendo esta premisa, el catálogo Diabla propone una selección de elementos concebidos poniendo en el centro lo que para nosotros es esencial: la experiencia de quien los usa. Es así como encontramos la belleza en diseños que, además de resultarnos útiles, súper duraderos y bonitos, añaden un extra de diversión y desenfado a nuestra manera de vivir el exterior.

El concepto tras D12, compuesta por diseños creados por Marià Castelló para su propia casa en Formentera, sintetiza en trazos básicos y directos esa búsqueda de la esencia. El resultado, una serie de estructuras elementales en acero que constituyen, en sí mismas y desprovistas de todo lo accesorio, un estante, un perchero o una mesa. Gracias al acabado termolacado de estas finas varillas de 12 centímetros de diámetro, las piezas pueden presentarse en diez tonos distintos para intentar desaparecer en el paisaje o, por el contrario, sobresalir con una nota de color.

Composición con Valentina y D12

La butaca VALENTINA es otra de esas piezas capaces de dar solución al reto, casi épico, de reducir al mínimo los elementos y estructuras para, a la vez, maximizar el nivel de confort. Ya sea en su versión más atrevida —con estructura y cojines en el intenso rojo Diabla— o tiñéndose de otra de las quince tonalidades de nuestra carta de color, su ingenioso diseño es una invitación a vivir el exterior a nuestro aire.

Caprichos creativos

Jardín Diabla con Lipstick y Gobi

Un jardín es, por definición, cambiante y espontáneo. Las piezas de Diabla acompañan ese movimiento, el transcurso de las estaciones y las distintas necesidades en cada momento. Por transportables, modulares, resistentes, flexibles y polifacéticas, resultan fáciles de integrar en cualquier ambiente al aire libre, del más recoleto al más bullicioso. Y, gracias a su fuerza estética y singularidad, potencian la belleza del espacio donde se encuentran aportando aún más vida, textura, volumen y color, mucho color.

El carácter alegre y versátil de la serie LIPSTICK encaja perfectamente con el propósito de Diabla: introducir la creatividad en lo cotidiano a través de ideas y detalles. De este modo, mientras su diseño resulta cómodo, resistente y funcional, las líneas ovaladas que insinúan el objeto en el que se ha inspirado la colección —compuesta de butaca y mesita auxiliar— hacen un guiño surrealista.
Composición Lipstick

La vida al aire libre nos anima, así pues, a crear piezas que fusionan la inclinación por la funcionalidad con su poder para generar experiencias y puestas en escena. La línea de maceteros GOBI, concebidos por Pablo Gironés y fabricados en polietileno 100% reciclable, y la colección de FAROLES para velas de José A. Gandía-Blasco, ideales para ambientar con luz cálida, nos dan a elegir entre múltiples formatos y tamaños permitiendo otras tantas posibilidades decorativas. Disponibles tanto en colores neutros —blanco, arena, gris…— como en tonos saturados —rosa, rojo…— dan una vuelta creativa y actual a accesorios imprescindibles en todo buen jardín.

Composición Gobi

Porque en nuestro delicioso refugio Diabla nunca faltan ni la luz ni la explosión de la naturaleza, pero tampoco el estilo y ni la originalidad.