Primavera Diabla

Esa sensación de renovación y de explosión que nos trae la primavera está en el ADN de Diabla, como sabéis, somos la marca más joven de Gandia Blasco Group. Esta época, la que dicen que es la estación del amor, es una fuente inagotable de inspiración gracias al empeño de la naturaleza por mostrarse llena de vida a golpe de color.

He aquí una invitación a rodearnos de su espíritu festivo y alegre en nuestro pequeño oasis al aire libre y sea cual sea la estación del año.

La irremediable atracción de los opuestos

Con Diabla, que si de algo entiende es de dar un giro divertido y elegante a lo cotidiano huyendo de lo convencional, se ha propuesto enamorarnos con un esquema cromático atrevido y un tanto inesperado: la dualidad entre el verde y el rosa. Aquellos que quieran moderar su intensidad encontrarán en un tercer tono, el arena, el mejor aliado.

Con la armonía y los contrastes que ofrece la paleta de complementarios, el carácter fresco y divertido de nuestros diseños cobra todo el sentido. Tumbonas y pufs super mullidos se visten —siempre con tejidos especiales para uso exterior— de verdes tan vibrantes como el lima o el menta. Sillas plegables y butacas optan por matices más sosegados, como el oliva, tanto para las tapicerías como para las estructuras. Esta tonalidad, más oscura y neutra, también la encontramos en el apartado de accesorios, ya sean maceteros, estantes o elementos de iluminación.

Moodboard rosa y verde oliva

Por ejemplo, la composición modular PLOID —sistema ideado por Romero Vallejo— puede ejemplificar esta refrescante combinación. Si nos decidimos por el menta como color dominante para configurar un sofá de varias plazas con su chaiselongue o bien formamos una composición de butacas y tumbonas monocromáticas en verde lima, el acento lo podremos poner eligiendo el rosa para las mesitas auxiliares de la misma colección, que se encajan entre los módulos pareciendo que flotan sobre los asientos.

Los asientos y pufs SAIL, SAIL MINI y MARETA —ambos de Hector Serrano— los imaginamos formando rincones chill-out para todos los gustos, ya sea en los dos tonos análogos de verde, o bien sorprendiendo con un cóctel aparentemente aleatorio para transmitir energía y dinamismo a un espacio. 

Ploid, Mareta y Sail en tonos primavera

Las sillas VENT —de Borja García—, la plegable CLACK! —de José A. Gandía-Blasco Canales— y la hamaca TRIP —fruto de la colaboración de ambos diseñadores— tienen en común sus formas ligeras y confortables y que pueden ser las parejas ideales de accesorios hechos también para estar en movimiento, como la mesita ARUMI —de Emmanuel Gardin—, los FAROLES —de José A. Gandía-Blasco Canales— y el encantador botijo LA SIESTA —de Raky Martínez, Alberto Martínez y Héctor Serrano—. Todas estas piezas están disponibles tanto en rosa como en verde oliva.

Productos Diabla en tonos primavera

Las líneas curvas de la butaca y la mesita de la serie LIPSTICK —un diseño de José A. Gandía-Blasco Canales fabricado con polietileno 100% reciclable— seducen en cualquiera de sus versiones más coloridas. Podemos casar estos elementos con los rechonchos maceteros GOBI —ideados por Pablo Gironés y realizados en el mismo material— para recrear un paisaje monocromático y sereno o quizás añadir un guiño desenfadado al complementarlo con un color opuesto.

Balcon Diabla con Lipstick y Gobi

Para incluir una dosis de color a una terraza urbana, camuflarse en un entorno natural o para formar una hermosa tricromía con la arena de la playa: el dúo verde-rosa es nuestra debilidad y nos resulta delicioso en cualquier exterior que quiera el estilo de Diabla.